Absorción

Para un átomo de emitir luz, los electrones del átomo deben excitarse y pasar a un nivel de energía más alto. Para este propósito, el electrón debe absorber la energía. Las fuentes de energía que pueden desencadenar un electrón al pasar a un nivel superior de energía incluyen la electricidad, el calor y la energía de la luz. Cuando se utiliza la energía de la luz para excitar electrones, sólo ciertas frecuencias son absorbidas por los electrones que se mueven en estados de energía. Cada electrón en el átomo tiene muchos niveles de energía del electrón puede pasar a medida que está más emocionado.

Emisión 

Los estados excitados del electrón no dura para siempre. El electrón se moverá de nuevo a su estado natural de la final de la energía. Con el fin de lograr esto, el electrón debe liberar energía. La energía liberada por el electrón se encuentra en forma de luz. La frecuencia de la luz emitida por el electrón es igual a la frecuencia de luz absorbida por el átomo como se ha convertido excitado.

Espectro atómico

Cada elemento de la tabla periódica tiene una cantidad diferente de protones, neutrones y electrones que componen el átomo. Debido a estas diferencias en la composición atómica, cada elemento absorbe y emite diferentes frecuencias de luz como los electrones se excitan o se mueven de nuevo a niveles de energía más bajos. Cuando se observan los átomos a través de un espectroscopio, el resultado es que cada átomo tiene un patrón específico de frecuencias de la luz creando un espectro atómico. El espectro atómico es una manera en la que los elementos pueden ser identificados.

A medida que el espectro atómico se utiliza

El espectro atómico es una herramienta útil para el estudio en lugares distantes. Los científicos usan el espectro atómico para determinar la composición elemental de las estrellas, examinando el color de la luz emitida. Además, dado que cada elemento emite sólo algunos colores o frecuencias de la luz, los diversos elementos pueden ser utilizados para producir las luces eléctricas. Por ejemplo, la iluminación de neón utiliza elemento fluorescente y otros elementos en el estado de gas para producir las señales de colores brillantes visibles en muchos lugares de trabajo.