Durante nueve meses de felicidad, que se emocionaron madre-a-ser. La mayoría de las veces se sentía muy bien, y no estaban en el centro de una gran expectación.

Después de toda la preparación para tener el bebé, la emoción de nacimiento, y todas las visitas posteriores para ver los amigos y la familia, el estrés de ser totalmente responsables de esta preciosa nueva vida establece pulg Si este es su primer bebé, esto es especialmente cierto.

El estrés, la falta de sueño y la sensación de aislamiento puede ser abrumador. Por otra parte, para la mayoría de las nuevas madres, no es que el parto grasa del vientre que tratar.

Estos son algunos consejos para suavizar su camino a ser un nuevo padre feliz, convirtiendo su cuerpo en un horno de quema de grasa y conseguir su cuerpo antes de quedar embarazada de nuevo.

1. Tome un descanso. Encontrar el tiempo para obtener horizontal puede ser un desafío para una nueva mamá. Que sea un punto para tomar una siesta que cada vez que el bebé se duerme. Date permiso para dejar que las tareas domésticas se deslice un poco! Acuéstese sobre su lado izquierdo con las rodillas dobladas. Esto relaja y abre los tejidos de la médula, lo que ayuda con el dolor que usted está teniendo allí.

2. Respire profundamente. La mayoría de la gente no utiliza gran parte de su área pulmonar disponible. Por lo menos tres veces al día, tome diez respiraciones muy profundas en una fila. Esto moverá más oxígeno al cerebro inmediatamente - al menos el veinte por ciento más. Puedes cancelar las toxinas de su cuerpo y aumentar el poder de pensar al instante.

3. Evite las dietas. No caiga en la dieta de la sopa de repollo, Sagrado Corazón Dieta, o cualquier otras dietas rapidito que prometen resultados inmediatos. Ellos no son buenos para usted o su bebé. Comer muchas frutas, verduras y proteínas magras, además de beber mucha agua. No se puede ir mal, y usted se sentirá mucho mejor. Esa grasa del abdomen después de dar a luz pronto estará en el camino de salida.

4. Haga una lista. Usted tiene mucho en su mente en este momento, así que es fácil olvidar algo. La memoria a corto plazo en los seres humanos puede recordar sólo 7 u 8 cosas. No se tensione tratando de forzar su cerebro para hacer algo que no está conectado a hacer! Anote las cosas por un momento de reducción del estrés.

5. Coma despacio. Como una nueva madre muy ocupada con un bebé que llora, la tentación es comer un bocadillo cada vez que pueda agarrar. Esto es un error, y puede dar lugar a trastornos digestivos también. Además, usted puede sentir que realmente has comido - así que usted puede tener la tentación de llegar a los dulces o papas fritas grasosas como relleno. Sentarse a la mesa y comer de un plato. Ponga el tenedor entre bocados y mastique lentamente. Disfruta de la comida, es mucho mejor para usted que come on-the-go.

6. Evite la cafeína y las bebidas azucaradas. Tanto la cafeína y el azúcar afectan los niveles de azúcar en la sangre dramaticlly. Si usted está amamantando a su bebé, puede interferir con los niveles de azúcar en el bebé también. Esto puede hacer que el niño irritable y nervioso, que se sumarán a su estrés. La mejor bebida para una nueva mamá es simplemente agua. Reducir las calorías vacías de azúcar es el mejor primer paso para deshacerse de la grasa del vientre después de dar a luz y el poochy piel suelta que viene con él.

7. No se salte las comidas - que estará saltando de los beneficios de un metabolismo más alto. Parece completamente equivocado, pero usted debe comer más a menudo que antes. Sólo comer pequeñas comidas. Un par de onzas de pavo, una manzana y un vaso de agua, hacen un pequeño gran comida o merienda. Si usted come como esto cinco o seis veces al día, los niveles de metabolismo y el azúcar se mantendrán estables, manteniendo lleno de energía y listo para la maternidad.

8. Poco a poco volverá a ejercer. Estar en casa con un nuevo bebé se puede aislar de la nueva mamá. Tome un acompañante adulto, poner al bebé en el cochecito y salir a caminar. Tómelo con calma las primeras veces, especialmente si usted ha tenido una cesárea. Cómo recuperar la fuerza y ​​que su médico le da la luz verde, usted será capaz de iniciar o reanudar el entrenamiento con pesas y ejercicio aeróbico más intenso, y comenzar a volver a su forma antes del embarazo.

El estrés y la grasa del vientre después del parto son parte del paquete de la nueva maternidad. Usted puede vencer a ambos con el sentido común y comenzando con estos sencillos pasos. Usted conoce su cuerpo mejor. Escucha lo que dices. Usted sabrá cuándo es el momento para hacer ejercicio.

Los nuevos mami días pasan volando. Disfrute de su nuevo rol y nueva personita, preciosa!